Son un problema muy común que se presenta en 1 de cada 7 personas.

La sensibilidad dental se produce por la exposición gradual de la parte más blanda del diente que se encuentra debajo del esmalte, denominada “dentina”.

La dentina está próxima a las terminaciones nerviosas del diente y al tomar alimentos y bebidas calientes, frías o dulces puede provocar este dolor transitorio.

Las causas más frecuentes de que la dentina quede expuesta son: un cepillado demasiado fuerte, el bruxismo y las enfermedades de las encías.

Existen tratamientos en clínica y domiciliarios que disminuyen o eliminan por completo esta patología.

WhatsApp chat