En otros artículos te hemos hablado de las ventajas y los problemas que pueden tratarse con Invisalign. En este artículo queremos ofrecerte algunos consejos para el cuidado y el mantenimiento diario de tu ortodoncia invisible Invisalign.

El tratamiento con Invisalign, además de ser muy cómodo y discreto tiene otra ventaja, y es que estos alineadores son removibles, lo cual facilita realizar la higiene dental diaria. La ortodoncia debe quitarse únicamente en el momento de las comidas y para realizar la limpieza de los dientes y la boca. Por ello, al retirarla, la boca no presenta aparatología que complique la higiene tal y como pasa con los brackets.

¿Cómo limpio mis alineadores Invisalign?

Durante el tratamiento con Invisalign, no solamente es importante tratar de mantener las fundas en perfecto estado de transparencia, sino que debemos cuidar también la higiene de éstas y de nuestra boca.

Un error muy común es limpiarse los dientes tras una comida y colocarse de nuevo las fundas de Invisalign sin haberlas limpiado previamente. La suciedad que se acumula en las fundas pasaría a nuestra boca, favoreciendo la aparición de enfermedades periodontales.

Cuando los alineadores son retirados, es conveniente lavarlos únicamente con agua fría y jabón y nunca cepillarlos con pasta de dientes, pues podrían perder su transparencia. Recomendamos cepillar los alineadores con jabón de pH neutro y un cepillo de dientes para poder acceder a los pequeños rincones.

Tampoco recomendamos sumergir los alineadores en enjuagues bucales, ya que no están diseñados para la limpieza de los alineadores. Además, es habitual que tras esta práctica los alineadores se tiñan y queden dañados. También os aconsejamos que siempre que os retiréis los alineadores los recojáis en su estuche para protegerlos.

En cualquier caso, los alineadores se cambian en pocos días y no da mucho tiempo a que se oscurezcan o estropeen. Sin embargo, estos consejos son importantes para evitar mal sabor de boca, mal aliento y mantener una buena higiene en general.

Sigue también estos consejos:

Quítate tus fundas de ortodoncia siempre que vayas a comer o vayas a beber algo que no sea agua. ¿Por qué? Muchos refrescos y bebidas llevan azúcar, colorantes y otros componentes que pueden provocar mal olor en tus alineadores, pero también retener estas sustancias en tus dientes puede llegar a producirte caries.

Evita bebidas que puedan teñir los alineadores, como el café, té, vino o refrescos con tintes. Es decir, debemos tener cuidado con cualquier bebida que no sea agua.

¡Y evita fumar!

En la Clínica Llidó somo especialistas en ortodoncia invisible Invisalign en Madrid. Pide cita a través del 914 571 696 o el 659 535 180 y te asesoraremos con detalle sobre los pasos a seguir. Estamos en C/Juan Ramón Jiménez, 2 Bajo 5, Madrid.

WhatsApp chat