Refrescos aparatos de ortodoncia.Los refrescos, tanto normales como light, las bebidas energéticas  y deportivas y otras bebidas de frutas debilitan el esmalte dentario, especialmente si se está siguiendo un tratamiento de ortodoncia como brackets o alineadores.

El ácido que contienen todos los refrescos ataca al calcio del esmalte disolviéndolo en un proceso denominado “descalcificación” que reblandece el esmalte generando manchas blancas permanentes alrededor de los brackets.

La placa dental es una película que se adhiere a los dientes compuesta por bacterias, restos de alimentos y saliva. La placa utiliza el azúcar como alimento, expulsando ácido que crea una mancha en la superficie del diente. Por lo tanto, si este tipo de bebidas además contienen azúcar, se multiplica el riesgo para el esmalte.

¿Cómo afectan los refrescos si llevas alineadores?

Al beber con los aparatos puestos, el líquido se filtraen el interior y queda en contacto con el diente hasta que el paciente se los quita. La exposición prolongada a bebidas con ácido acelera el daño al diente y puede producir caries extensas.

¿Cuáles son las recomendaciones?

La Asociación Americana de Ortodoncia nos hace las siguientes recomendaciones:

  • Evita tomar refrescos durante el tratamiento de ortodoncia.
  • Bebe agua y leche.
  • Sigue las recomendaciones de cepillado y usa el hilo dental.
  • Usa pasta de diente con flúor.
  • Si te tomas un refresco es preferible beberlo con pajita y durante una comida.

Asimismo evita sorber durante un período prolongado de tiempo ya que cada sorbo renueva el ataque ácido sobre el diente. Cepíllate justo después de bebértelo o al menos enjuágate con agua.

 

WhatsApp chat