¿Has tenido alguna vez un dolor repentino en un diente al tomar una bebida fría? Es por culpa de la sensibilidad dental. Una gran número de personas, entre un 15% y un 30% de los adultos, la padece en algún momento.

¿Qué es y cuales son las causas de la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental se produce cuando sentimos un dolor breve y corto generalmente por un estímulo térmico o táctil en una pieza dental. Es muy habitual que se produzca al ingerir bebidas muy frías o calientes y en casos extremos incluso respirar aire muy frío nos podría producir dolor.

El dolor aparece cuando la dentina que, en condiciones normales, está protegida por la encía, el cemento radicular y el esmalte dental, queda expuesta a elementos externos. De esta forma, al cepillarnos los dientes, ingerir alimentos calientes o fríos en exceso y beber refrescos ácidos, provoca molestias porque no hay nada que proteja las terminaciones nerviosas del diente.

Debemos tener en cuenta que la sensibilidad dental es un síntoma que puede provocar o esconder patologías bucodentales mas importantes como la gingivitis, periodontitis, caries o problemas ortodóncicos.

¿Por qué la sensibilidad dental puede encubrir patologías mas importantes?

-Puede estar alertándonos de una caries sin tratar. Si la caries es avanzada puede estar afectando a la dentina y la hipersensibilidad es consecuencia de esta.

-Las encías tienen como función recubrir y proteger los dientes, específicamente la parte más sensible de los dientes. Si parte de la dentina queda expuesta al aire, la encía no podrá proteger adecuadamente nuestros dientes, y esto sucede por ejemplo cuando hay una gingivitis o periodontitis por lo que en este caso la sensibilidad dental nos estaría avisando de una infección.

-Si nuestros dientes están torcidos o amontonados existen muchas probabilidades de que uno de ellos deje desprotegida a la dentina por lo que nos esta anunciando la necesidad de que debemos comenzar un tratamiento de ortodoncia.

-Por ultimo, no debemos olvidar que existen algunas causas externas que provocan o agravan la sensibilidad dental. Entre ellas el excesivo consumo de bebidas ácidas que debilitan el esmalte dental.

Si estás dentro de la población que sufre de sensibilidad dental, lo mejor es acudir a tu clínica dental y que te receten el mejor tratamiento para que, siguiendo estos consejos, puedas gozar de una salud bucodental envidiable.

WhatsApp chat