A medida que se envejece el cuidado dental debe ser más exigente, debido a que hay enfermedades dentales que se desarrollan precisamente por el descuido en la salud y en el cuidado de la boca.

Como un coche que se ha usado durante años y requiere reparación por el desgaste del uso continuado, las diferentes partes del cuerpo humano requieren una reparación y cuidado para mantener una buena salud.

Los dientes envejecen por diferentes causas, especialmente cuando se ha sido fumador o bebedor. También son muy comunes los problemas en las encías como la gingivitis, que afloja los dientes y estos pueden acabar cayéndose.

Enfermedades y riesgos para los dientes debido al envejecimiento

  • Dientes amarillentos.
  • Reducción del sentido del gusto.
  • Enfermedades en las encías.
  • Desgaste y perdida de dientes.
  • Sequedad en la boca.
  • Estomatitis (Inflamación de la membrana mucosa).

Cuidado de los dientes

Contrario a lo que se cree comúnmente, la pérdida de dientes es principalmente el resultado de enfermedades bucales evitables y no el resultado del proceso de envejecimiento. ¡Cuidar sus dientes puede ayudar a que duren de por vida!

Cuando las enfermedades dentales están comenzando, se deben identificar rápidamente para su tratamiento y debida corrección. Es necesario acudir al dentista anualmente y algunas veces hasta dos veces al año para realizar las revisiones dentales. Estos exámenes son la ayuda idónea para el tratamiento de toda clase de enfermedades de dientes y encías.

Una apropiada higiene dental es vital para evitar las enfermedades en las encías. Se deben cepillar los dientes por lo menos dos veces al día y preferiblemente con una pasta de dientes que contenga fluoruro.

Es importante también usar hilo dental y visitar al dentista para una profilaxis que remueva la placa bacteriana, ya que se convierte en cálculos o sarro, debido a que hay partes donde no alcanza a llegar el cepillo de forma adecuada.

Los enjuagues bucales antibacterianos son excelentes para disminuir todas aquellas bacterias que se encuentran en la boca por diferentes causas. Y es indispensable reemplazar los cepillos de dientes cada tres meses, aunque las cerdas no estén desgastadas.

La nutrición es muy importante: los alimentos con un alto contenido de azúcar no son saludables para el cuerpo y la salud dental. Consumir alimentos que contengan calcio o usar algún suplemento en caso de ser necesario fortalecerán los dientes y huesos del cuerpo en general.

Una alimentación balanceada es completamente necesaria para poder mantener la salud dental y la del resto del cuerpo.

Las prótesis requieren limpieza diaria y en el mercado hay una gran variedad de productos para limpiarlas. Es recomendable dejar de usar unas cuantas horas al día las prótesis, para que el revestimiento dental se mantenga saludable.

¡Nunca se es demasiado mayor para tener una dentadura perfecta!

Si eres una persona mayor y tu salud dental requiere de algún cuidado especial, contacta con nuestra clínica dental en Madrid. ¡Pide cita a través del 914 571 696 o el 659 535 180! Estamos en C/Juan Ramón Jiménez, 2 Bajo 5, Madrid.

WhatsApp chat